En Clinica Podológica Ester Pascual utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y usabilidad de la web. Por favor, lee nuestra Política de Privacidad si deseas saber más.

En nuestra clínica podológica Ester Pascual, encontrarás la mejor solución para la salud de tus pies y con la mayor confianza.



Cita previa. Llámanos al 965 059 865 - 661 760 715

Porque lo importante es empezar con buen pie

Servicios podológicos de calidad

la salud de tus pies con la mayor confianza

Convenios

Convenios

La Clínica

La clínica

Servicios

Trucos para mimar tus pies

HINCHAZÓN DE LOS PIES EN MUJERES EMBARAZADAS

 

¿Es normal tener los pies y tobillos hinchados durante el embarazo? Es una de las preguntas más frecuentes de las mamás durante su periodo de gestación?

 La respuesta es clara, sí.

 

La alteración hormonal que viven las mujeres en el embarazo provoca un incremento de la retención de líquidos en los tejidos y ello provoca que se acumule más sodio y se genere el edema. Además, también hay que tener en cuenta que al haber más agua en el tejido subcutáneo, los vasos sanguíneos se encuentran más oprimidos por esta hinchazón y ello afecta, a la vez, en una disminución del flujo sanguíneo. De esta forma, la sangre se encuentra con una mayor resistencia en su circulación y puede bloquearse en las venas de los tobillos y los pies.

 

También así mismo, hay que tener en cuenta que el crecimiento del útero también aumenta la presión en las venas de la zona pélvica y en la vena cava, lo que dificulta la circulación de retorno y, de nuevo, incide en la aparición de ese edema. Esto no es preocupante, ni afecta a la salud, pero sí es importante tenerlo en cuenta para poder adoptar algunas soluciones que eviten las molestias que genera.

 

Hemos de destacar que lo más común es que esta hinchazón comience a darse a partir del tercer mes de gestación y, aunque es algo habitual, si se detectara edema en otras partes como la cara, los brazos o una irregularidad en la hinchazón de piernas y pies, apareciera dolor en las pantorrillas o los muslos, o esta hinchazón fuera de forma repentina, sí es importante realizar una consulta médica para descartar una trombosis.

Desde clínica Podológica Ester Pascual queremos daros unos consejos para saber cómo cuidar los pies en el caso de un embarazada:

 

  • Es importante controlar el peso y que se encuentre dentro de los límites establecidos, por tanto, debemos evitar el sedentarismo para activar la circulación. Aunque te sientas cansada, levántate, ya que no es muy aconsejable estar mucho tiempo sentada.
  • Dar largos paseos contribuirá a mejorar la circulación y por tanto a bajar el hinchazón, siempre y cuando se siga unas pautas que ayudará a no agotarse demasiado. Estos paseos son muy beneficiosos sobre todo si estás a la orilla del mar, pero si estás en la ciudad podemos optar por un parque.
  • Realizar ejercicio moderado diariamente durante 20 / 30 minutos favorecerá la circulación sanguínea y la hinchazón disminuirá.
  • Evitar largas exposiciones en lugares donde haga mucho calor. Mantener la temperatura corporal fresca será de gran ayuda para evitar la hinchazón de los pies.
  • Es recomendable beber mucha agua; aunque parezca contraproducente eso hará que el cuerpo retenga menos líquidos.
  • Es necesario hidratar los pies a diario, para ello es recomendable guardar la crema hidratante en el frigorífico o usar cremas de efecto frío porque los mantendrán frescos y activarán la circulación.
  • Eliminar las durezas acudiendo periódicamente al podólogo.
  • Al acabar el día, un masaje en los pies y baños de contraste frío y calor serán los mejores aliados para acabar la jornada.
  • Utilizar zapatos cómodos: permitiendo la adaptación del calzado al pie, una buena amortiguación y evitar las suelas muy finas y blandas.
  • Evitar utilizar calcetines muy apretados (con materiales como algodón lino o lana) sin goma de la parte superior para evitar la presión en la pantorrilla.
  • Realizar estiramientos: después de estar varias horas sentada, es necesario hacer ejercicios de flexión y estiramiento con las piernas. Pueden moverse, por ejemplo, hacia arriba y hacia abajo, realizar movimientos circulares con los tobillos o flexionar y extender los dedos.
  • Mantener los pies en alto: es aconsejable no pasar mucho tiempo sentada y realizar paseos cortos con frecuencia, si el trabajo requiere estar mucho tiempo en la silla. Además, se recomienda en casa tener los pies siempre en alto, elevarlos a la altura de la cadera o el abdomen para favorecer la circulación de retorno. Pueden apoyarse los pies en una almohada o en un taburete pequeño.
  • Activar la circulación: otras medidas que permitirán mejorar la circulación es la realización de baños de contraste (chorros fríos / agua tibia) y de masajes en los pies.

 

 

Ester Pascual Jaén

Podóloga. Nº Col. 3096 

 

 

 

 

 

En Navidad, ¡Regala salud!

En ocasiones, ayudar a sus Majestades Los Reyes Magos a elegir los regalos puede ser una tarea realmente estresante. Por eso, desde Clínica Podológica Ester Pascual os queremos poner todo un poco más fácil. Os ofrecemos tarjetas regalo para que podáis sorprender a vuestros familiares y amigos, regalándoles bienestar y salud para sus pies. 

El camino de Santiago

Mucha gente ha aprovechado sus vacaciones para escaparse unos días al norte de España con la intención de realizar el “Camino de Santiago”. Aun así, hay muchos que prefieren esperar a que disminuya la cantidad de peregrinos, ya que en verano los albergues suelen estar bastante colapsados.